Comprar a través de Internet es cada vez más común. El abanico de posibilidades que se nos abre como consumidores ya casi no tiene límites. Podemos comparar y elegir artículos o servicios ubicados en distintas partes del mundo sin movernos del sitio, sólo con tener acceso a la Red… pero no todo son ventajas. Para lograr vender, muchas veces se recurre a evitar la transparencia.

El concepto de Huella Fiscal quiere evitar esto proporcionando información fiscal del vendedor. 

Solemos pensar que si la web está en español estamos comprando en España, y dista mucho de ser así. Las páginas que obtienen este distintivo están enseñando quien está detrás de ellas y dónde pagan sus impuestos.

¿Quien otorga la Huella Fiscal?

La Fundación Knowcosters es quien está detrás de esta idea, y es esta misma fundación la encargada de entregar la huella una vez recibida y comprobada la documentación.

Es un trámite totalmente gratuito, y para asegurar el compromiso es necesario validarlo cada 6 meses. Cualquier empresa con actividad económica a través de Internet puede solicitarla.

Como sabes, el pago de impuestos es esencial para el desarrollo de los países, y estamos orgullosas de contribuir con el nuestro. Si para ti es algo importante también, nosotras encantadas de ponértelo fácil.