¿Sabes ya que tenemos una línea de ropa solidaria? A través de estas prendas damos visibilidad y hacemos aportaciones económicas a organizaciones sin ánimo de lucro.

Aunque existe una parte emocional muy importante en esta pata nuestro proyecto, en el artículo de hoy queremos explicarte la que corresponde a los números, y queremos hacerlo de forma sencilla y muy visual (porque no, no se debe a que tengamos unos márgenes de ganancia muy amplios).

Has de saber que en noviembre de 2014 se hizo una reforma fiscal que afectó a deducciones por donaciones y que comenzó a aplicarse en el ejercicio siguiente. Esta enmienda fomenta la contribución a este tipo de entidades no lucrativas ampliando las deducciones de cara a personas físicas, y también empresas.

Este gráfico lo resume. Más abajo te lo explicamos.

grafico-deduccion-donaciones

Gráfico representativo de los porcentajes deducibles por donación

Para personas físicas (nuestro caso) la deducción para donaciones de hasta 150€ por año, es devuelta en un 75%. Para cantidades superiores, los primeros 150€ se deducen en un 75%, y los siguientes en un 30%.

Con la modificación de la que te hablamos Hacienda premia el esfuerzo y la continuidad en las ayudas, y a partir del tercer año manteniendo o aumentando el importe de las contribuciones en una misma organización, aumenta esa deducción hasta el 35% (un 5% más).

Como puedes ver, nuestro secreto con la línea solidaria se basa en recuperar gran parte de la inversión que hacemos en ONGs, pero durante el año siguiente. Si en nuestra vida cotidiana podemos hacerlo, ¿cómo no íbamos a implementarlo en nuestro proyecto?.

Para saber más sobre las entidades con las que colaboramos, pincha dentro de nuestras prendas solidarias. Encontrarás enlaces a sus sitios web.

Si crees que podemos ayudar a algún proyecto o entidad benéfica, sólo tienes que escribirnos para hacernos llegar tu propuesta. Contactaremos contigo antes de que te des cuenta para encontrar la forma de hacerla realidad.